10/6/05

Para una hija de puta con clase (I)

Se ha escrito mucho sobre esta hormona, sin embargo, NUNCA será, la hormona de la monogamia ni de la "fidelidad", mal que le pese y mal que la quieran una y otra vez manipular.
.
Oxitocina
DESCRIPCION
La oxitocina endógena es una hormona excretada por los núcleos supraópticos y paraventriculares del hipotálamo que se almacena en la pituitaria posterior. La oxitocina se utiliza por vía intravenosa para inducir el parto y estimular las contracciones uterinas una vez que se ha iniciado el parto. La oxitocina intranasal se utiliza para favorecer la excreción inicial de leche una vez finalizado el parto
Mecanismo de acción:
la oxitocina sintética ejerce un efecto fisiológico igual que la hormona endógena. La respuesta del útero a la oxitocina depende de la duración del embarazo, y aumenta a medida que progresa el tercer trimestre. En las primeras semanas de la gestación, la oxitocina ocasiona contracciones del útero sólo si se utilizan dosis muy elevadas, mientras que es muy eficaz poco antes del parto. La oxitocina estimula selectivamente las células de los músculos lisos del útero aumentando la permeabilidad al sodio de las membranas de las miofibrillas. Se producen contracciones rítmicas cuya frecuencia y fuerza aumentan durante el parto, debido a un aumento de los receptores a la oxitocina. La oxitocina también ocasiona una contracción de las fibras musculares que rodean los conductos alveolar de la mama estimulando la salida de la leche. Grandes dosis de oxitocina disminuyen la presión arterial mediante un mecanismo de relajación del músculo liso vascular. Esta disminución es seguida de un efecto de rebote con aumento de la presión arterial. A las dosis utilizadas en obstetricia, la oxitocina no produce cambios detectables y en la presión arterial.
Farmacocinética: La oxitocina es metabolizada por la quimotripsina en el tracto digestivo, y por lo tanto no puede ser administrada por vía oral. La respuesta a la oxitocina intravenosa es casi instantánea. Después de una administración intramuscular los efectos se observan a los 3-5 minutos. Después de una administración intranasal, las contracciones del tejido mioepitelial que rodea los alvéolos de las mamas comienzan al cabo de pocos minutos y duran unos 20 minutos. La semi-vida plasmática de la oxitocina es de 1 a 6 minutos. La respuesta uterina se mantienen durante 1 hora después de una administración intramuscular. La hormona se distribuye por todo el fluído extracelular y sólo cantidades mínimas alcanzan al feto. En las últimas semanas del embarazo, se observa un aumento notable de la oxitocinasa, una enzima que degrada la oxitocina. Esta enzima se origina en la placenta y controla la cantidad de oxitocina en el útero. La oxitocina es rápidamente eliminada del plasma por el hígado y los riñones y sólo una cantidad mínima alcanza la orina y se excreta sin alterar.
INDICACIONES Y POSOLOGIA
Inducción del parto:las dosis intravenosas en adultos son: inicialmente de 0,5-1 mU/minuto en infusión. La velocidad de la infusión puede aumentarse lentamente (1-2 mU/ minuto a intervalos de 30 a 60 minutos) hasta que se consiguen las contracciones apropiadas. Una infusión de 6 mU por minuto induce unas contracciones comparables a las del parto espontáneo.
Reducción y control de las hemorragias post parto: dosis intravenosas en adultos:10 a 40 unidades por infusión a razón de 40 U/litro, después de la expulsión de la placenta. Administración intramuscular: adultos;: 10 U/im después de la expulsión de la placenta.
Para la inducción de la lactancia: administración intranasal: una dosis de spray o tres gotas de solución nasal (40 U/ml) en cada uno de los orificios nasales dos o 3 minutos antes de dar el pecho.
No existen recomendaciones adecuadas para los ajustes de las dosis en pacientes renales, aunque éstas no parecen ser necesarias.
CONTRAINDICACIONES
La oxitocina intranasal puede clasificarse dentro de la categoría X de riesgo el embarazo. Su uso durante el embarazo puede inducir contracciones uterinas y aborto. Solamente debe ser utilizada en la semana siguiente al parto. La oxitocina no debe ser utilizada para inducir el parto cuando hay evidencias de sufrimiento fetal, posición anormal del feto, placenta previa, prolapso uterino, desproporción cefalopélvica, cáncer cervical, cirugía mayor del cuello o de uterino previa o infección por herpes. El uso de la oxitocina puede ocasionar en estos casos un agravamiento de la condición produciendo un sufrimiento innecesario al feto y a la madre.
De igual forma cualquier condición que suponga una emergencia obstétrica es una contraindicación al uso de la oxitocina. No se recomienda el uso prolongado de la oxitocina en pacientes con eclampia o con atonía uterina crónica. Su uso continuado puede ocasionar un efecto antidiaurético con posibilidad de episodios convulsivos producidos por una hipertensión.
INTERACCIONES
En algunos casos la oxitocina puede ser utilizada en combinación con otros oxitócicos, aunque ello supone el riesgo de una hipertonía uterina con posible ruptura uterina o laceración cervical. En caso de utilizarse una combinación de estos fármacos se llevará supervisión adecuada prestando atención a la dilatación conseguida. La administración concomitante de oxitocina con anestésicos generales puede ocasionar efectos cardiovasculares adversos. Así, el ciclopropano puede inducir bradicardia sinusal y arritmias atrioventriculares si se utiliza conjuntamente con la oxitocina.
Puede producirse una severa hipertensión si se administra oxitocina después de una administración profiláctica de vasoconstrictores añadidos a la anestesia caudal.
REACCIONES ADVERSAS.
Algunos pacientes pueden experimentar una reacción de hipersensibilidad uterina a la oxitocina. Lo mismo ocurre con dosis excesivas, produciéndose contracciones hipertónicas aumentadas y alargadas que pueden ocasionar laceración cervical, hemorragia postparto, hematoma pélvico y ruptura del útero. En algunos pacientes con hipersensibilidad a la oxitocina, puede producirse un shock anafiláctico severo. Los paciente con problemas cardíacos tratados con anestesia epidural pueden experimentar efectos adversos después de la administración de oxitocina. Estos incluyen arritmias cardíacas, disminución severa de la presión sistólica y díastólica, y aumento de la frecuencia cardíaca, del gasto cardíaco y del retorno venoso. Aunque la oxitocina solo tiene un ligero defecto antidiurético, si se administra conjuntamente con grandes cantidades de fluídos puede ocasionar una intoxicación hídrica y coma. En algunas mujeres sensibles puede darse una hipoperfusión de la placenta que resulta en una hipoxia o hipercapnea fetal. La frecuencia y de hiperbilirrubinemia neonatal es 1,6 veces más elevadas que en el caso de partos espontáneos. Otros efectos secundarios, aunque bastante raros, son hemorragias retinales neonatales y lesiones cerebrales o nerviosas permanentes del feto.
PRESENTACION
SYNTOCINON, Novartis. Ampollas 10 UI/1 ML. La forma intranasal no se comercializa en España
REFERENCIAS
Gimpl G, Fahrenholz F. The oxytocin receptor system: structure, function, and regulation. Physiol Rev 2001 Apr 81:2 629-83
Stubbs TM. Oxytocin for labor induction. Clin Obstet Gynecol 2000 Sep 43:3 489-94
Renfrew MJ, Lang S, Woolridge M. Oxytocin for promoting successful lactation. Cochrane Database Syst Rev 2000 :2 CD000156
Evans JJ. Oxytocin and the control of LH. J Endocrinol 1996 Nov 151:2 169-74
Shyken JM, Petrie RH Oxytocin to induce labor.Clin Obstet Gynecol 1995 Jun 38:2 232-4
La hormona de la confianza
BBC
Jueves, 2 de junio 2005La capacidad del ser humano de poder confiar en el prójimo en relaciones amorosas, amistades o transacciones de negocios depende de una hormona clave, según un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Zurich. El simple contacto con una "poción" de oxitocina mejoró la capacidad de los sujetos de un experimento de confiar en otras personas, un hecho que podría aliviar problemas como el autismo, según las conclusiones de los científicos publicadas en la revista Nature. Los investigadores encabezados por el Dr Ernest Fehr sostienen que esa substancia química promueve la actividad social, en lugar de simplemente alentar a las personas a arriesgarse. Parece que ayuda a superar el temor a la traición. "La oxitocina no incrementa la inclinación general hacia el comportamiento prosaico. Más bien, la oxitocina específicamente afecta el comportamiento de confianza de los inversionistas", señalaron los investigadores en el artículo. El lado malo El potencial en el combate al autismo sin embargo también tiene un lado malo. "Algunos podrían preocuparse ante la posibilidad de que operadores políticos lancen grandes cantidades de oxitocina en los mítines de sus candidatos", señaló en la misma revista el Dr. Antonio Damasio, del departamento de Neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Iowa. La oxitocina es una molécula producida naturalmente por el hipotálamo en la base del cerebro que regula varios procesos fisiológicos como las emociones. Esta hormona también actúa en otras partes del cerebro cuya función está relacionada con comportamientos emocionales y sociales, como la amígdala, en el lóbulo temporal. Estudios con animales han demostrado que la oxitocina está relacionada con la creación de vínculos entre machos y hembras y entre madres y sus crías. Los investigadores suizos sospecharon que ese mismo fenómeno podría ser cierto entre los humanos y para poner a prueba su corazonada invitaron a 58 personas a participar en una "prueba de confianza". Inversionistas y guardianes Los participantes del estudio fueron divididos entre un grupo de "inversionistas" y otro de "guardianes". Los inversionistas recibieron créditos junto con instrucciones de que podrían elegir si darle cero, cuatro, ocho o 12 créditos a su guardián asignado. Si el inversionista demostraba confianza, la suma total que podría ser distribuida entre ambos aumentaba, pero el guardián al comienzo obtenía todos los beneficios. Luego quedaba en manos de los guardianes decidir si respetarían la confianza del inversionista y compartirían el lucro o si se quedarían con todos los beneficios. Al final del juego todos los créditos se transformaron en dinero real, con lo cual ambos participantes tuvieron un incentivo financiero propio. Los inversionistas y guardianes recibieron oxitocina por vía nasal o un placebo. De los 29 inversionistas que recibieron oxitocina, 13 (45%) demostraron "confianza máxima" al elegir poner fuertes sumas de dinero, en comparación con seis (21%) de los 29 inversionistas que fueron rociados con un placebo. La oxitocina no cambió el comportamiento de los guardianes. Por otro lado, cuando los guardianes fueron reemplazados por una computadora, el efecto de la oxitocina no fue observado entre los inversionistas.
Oxitocina, arma contra autismo y para manipulación de masas
La capacidad del ser humano de poder confiar en el prójimo en relaciones amorosas, amistades o transacciones de negocios depende de una hormona clave, según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Zurich. En el experimento, el simple contacto con una “poción” de oxitocina mejoró la capacidad de los sujetos de confiar en otras personas, un hecho que podría aliviar problemas como el autismo, según conclusiones de los científicos publicadas en la revista Nature. Los investigadores encabezados por Ernest Fehr sostienen que esa sustancia química no se limita a alentar a las personas a arriesgarse, sino que promueve la actividad social. También afirman que ayuda a superar el temor a la traición. “La oxitocina no incrementa la inclinación general hacia el comportamiento prosaico. Más bien, la oxitocina específicamente afecta el comportamiento de confianza de los inversionistas”, señalaron los investigadores en el artículo. Críticas. Sin embargo, el descubrimiento del equipo suizo también despertó críticas de quienes consideran que podría tener otros usos, además del tratamiento del autismo. “Algunos podrían preocuparse ante la posibilidad de que operadores políticos lancen grandes cantidades de oxitocina en los mítines de sus candidatos”, señaló en la misma revista Antonio Damasio, del departamento de Neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Iowa. La oxitocina es una molécula producida naturalmente por el hipotálamo en la base del cerebro que regula varios procesos fisiológicos como las emociones. Esta hormona también actúa en otras partes del cerebro cuya función está relacionada con comportamientos emocionales y sociales, como la amígdala, en el lóbulo temporal. Estudios con animales demostraron que la oxitocina está relacionada con la creación de vínculos entre machos y hembras y entre madres y sus crías. Los investigadores suizos sospecharon que ese mismo fenómeno podría ser cierto entre los humanos y para poner a prueba su corazonada invitaron a 58 personas a participar en una “prueba de confianza”. Inversionistas y guardianes. Los participantes del estudio fueron divididos entre un grupo de “inversionistas” y otro de “guardianes”. Los inversionistas recibieron créditos junto con instrucciones de que podrían elegir si darle cero, cuatro, ocho o 12 créditos a su guardián asignado. Si el inversionista demostraba confianza, la suma total que podría ser distribuida entre ambos aumentaba, pero el guardián al comienzo obtenía todos los beneficios. Luego quedaba en manos de los guardianes decidir si respetarían la confianza del inversionista y compartirían el lucro o si se quedarían con todos los beneficios. Al final del juego todos los créditos se transformaron en dinero real, con lo cual ambos participantes tuvieron un incentivo financiero propio. Los inversionistas y guardianes recibieron oxitocina por vía nasal o un placebo. De los 29 inversionistas que recibieron oxitocina, 13 —45 por ciento— demostraron “confianza máxima” al elegir poner fuertes sumas de dinero, en comparación con seis —21 por ciento— de los 29 inversionistas que fueron rociados con un placebo. La oxitocina no cambió el comportamiento de los guardianes. Por otro lado, cuando los guardianes fueron reemplazados por una computadora, el efecto de la oxitocina no fue observado entre los inversionistas.
.

8 comentarios:

Una hija de puta con clase dijo...

;-))))))))***

Anónimo dijo...

Este post no hay nadie que tenga narices de leerlo, qué horror...

Anónimo dijo...

te cebas, he leido las dos primeras lineas, no hay cojones a leerlo entero

Kostas Kamaki dijo...

¿Me cebo?. Vale, jajaja.
Es simple leerlo:
se copia al word, se le da un 15 o 15 de letra y se imprime por las dos caras (para ahorrar papel).

Si te interesa leerlo, "da lo mismo ovarios que cojones..."

¿Por qué eres anónimo?.
¿Tanta oxitocina te falta que tienes que ocultarte?. jejeje.
Saludos

Yelinna dijo...

Se te olvidó citar la fuente:
http://www.iqb.es/cbasicas/farma/farma04/o020.htm

:)

Kostas Kamaki dijo...

Grasias, Yellina!.

Besos

dugganco.spaces.live.com dijo...

La ausencia de amigdalas tendrá algo que ver con los miedos y el comportamiento antisocial??

Kostas Kamaki dijo...

Más que la ausencia de amígdalas, será cómo te hayan tratado desde pequeñ@, para ser sumis@ o rebelarte, ¿no crees?.
Besos sin amígdalas...