28/6/05

Mi sobrino ¿navega también a la deriva?

¿Navegará mi sobrino a la deriva?.
Se ha peleado con sus padres y,
aquí está, a mi lado,
en mi casa, refugiado...
Alex, por ahora,
como su tío, navega a la deriva;
pero, como él,
aún no se ha hundido,
no se ha hundido.
Ni lo hará, me tiene a mí
y, yo,
le tenderé siempre la mano
cuando crea que vaya hundirse,
o aunque esté abajo...;
la mano que a mi,
jamás me tendieron
pero que, aún así,
aquí estoy,
coleando, coleando.
Y no me importa,
seguiré, al igual que él,
navegando a la deriva,
navegando a la deriva,
navegando a la deriva.

3 comentarios:

Fairywindy dijo...

Navegando a la deriva... pero sabiendo que hay tierra firme en el horizonte hacia donde poder llegar y descansar cuando el bote este haciendo demasiada agua... cuando se necesite un corazón y unos brazos extendidos para renovar el caminar.
Si bien apenas estamos conociéndonos siempre podrás contar con alguien más.... y aqui estoy.

MaM-oNa dijo...

Navegar a la deriva
a la deriva navega.
Cada día estoy más convencida de que no hay otra manera de vivir que navegando a la deriva.
Besos.

ZaiBy dijo...

Pues tiene que ser bonito dejarse de vez en cuando llevar a la deriva... no?