4/2/08

A Hendrix




Gélido bajo un dedo acusador:
creador y generoso
bajo la dorada lluvia de sus fuegos


Lo hizo en tiempos de hielo y miradas acusadoras.
Recogió del pasado la esencia y el mestizaje de notas escondidas en blues.
Creó estilos paralelos que escucharon el sonido del viento


sobre el tótem sagrado.
Regaló un aluvión de ideas para los que esperaban algo más.
Repartió generosidad en su labor divulgativa para dejarnos ese legado
azul, gris y rojo.

9 comentarios:

panterablanca dijo...

Muy bonito. Realmente grande, Hendrix.
Un lametón de pantera ;)

borrasca-nyx dijo...

Suerte en el evento, ya me contarás como les fue.
Besos borrascosos

Akeru dijo...

Estamos esperando un relato de lo acontecido...
Besos vampiricos, con ligero lametón...

CalidaSirena dijo...

He visto que vas navegando a la deriva, y me gusta lo que plasmas en este viaje. Deseo que llegues a buen puerto aunque sea una sirena y volveré para leerte.
Gracias por visitarme en mi orilla.

Besos cálidos.

Kostas Kamaki dijo...

Tanto como un relato pues no sé yo, no sé yo...
Imagínate: un lugar acogedor, gente que espera tus palabras, música del Hendrix, algún que otro aplauso y saludos al final..., por ejemplo...
Besos Hendrianos, akerukilla

Kostas Kamaki dijo...

Panterilla, panterilla, mira que con tus lametones me produces grandes derivaciones..., jejeje
Besos de lamida, lamida...

Kostas Kamaki dijo...

Borrasquilla, grasias por tus consideraciones. No salió mal: la próxima vez, saldrá mucho mejor, ¡cómo no!.
Besos cumbrosos

Kostas Kamaki dijo...

Sirenilla cálida, cálidos son tus palabras para este Odiseo que navega, supuestamente, a la deriva, semejante a cómo lo hacen las sirenas como tú.
Besos cálidos, cálidos, cálidos

Kostas Kamaki dijo...

Sirenilla cálida, cálidos son tus palabras para este Odiseo que navega, supuestamente, a la deriva, semejante a cómo lo hacen las sirenas como tú.
Besos cálidos, cálidos, cálidos