25/2/07

Esta noche, no te follarás a mi compañera...

Esta noche,
no te follarás a mi compañera…
de piso


“No, no, no y no…
esta noche,
no te follarás a mi compañera…
de piso”
él me decía…,
mientras sus ojos
-por supuesto, los de ella-
ardían con mis ojos;
y mientras sus manos
-por supuesto, las de ella-
me atraían hacia su cuerpo
y mi cuerpo…
y mi cuerpo…
y mi cuerpo
se acercaba sin problemas…

“Te he dicho que,
no te follarás a mi compañera…
de piso,
y tampoco esta noche...”
De nuevo creí oír rumores…
Mientras mis manos,
acariciaban sus cálidas tetas
y manipulaban sus pezones
puntiagudos…

El tío,
ya descaradamente,
no paraba de mirarnos…

“Mira que llamo a mi primo,
el de SumoSol…”,
gruñonamente me dijo.
Y como si no bastara
con lo me insinuaba,
él, insistía…
“No, no, no y no,
esta noche,
no se la meterás a esta tía…
Mientras, mi lengua a su lengua,
le hacía chirivitas...

Y el tío, venga que te venga…:
“Esta noche,
no follarás con mi chica,
digo, con mi compañera…
de piso,
¡y espero que nunca!,
me espetó…”

Mientras él hablaba,
yo, además de estar a lo que estaba…,
hasta reflexionaba:
“con lo listo que parece ser
ese muchacho,
mira que haber utilizado sólo un sinónimo…
y, hacia dentro exclamé:
¡con todos los que yo sé!:
usar, liar, ayuntar, cohabitar, aparear,
cubrir, acoplar, deleitar, disfrutar,
regocijar, satisfacer, copular,
gozar, fornicar,
abrila de piernas, abrirla de patas,
acostar,
hacer el amor –ohohohhhhhh-,
apalancar, apretar,
pasármela por las armas
(este sinónimo, seguro le gusta mucho…
a él, vamos…, jejeje),
repasarle los bajos,
beneficiármela,
-ya, ya sé que es “laismo”,
pero así, me “mola…”-
tirar de beta, tirar de bragueta,
cabalgarla…
(¡cuánto me gusta este épico término!:
ca-bal-gar…,
también cachar, echar un calco,
echarle un caliche, echarle un caliqueño,
calimocharla,
calzármela,
hacerla una cama redonda,
llevármela a la cama,
cardarla,
echarla un casquete, llevármela al catre,
cepillármela,
chingar, mojar el churrillo, echar un clavo,
echar un coco,
coger, dar de comer al conejo, consolar,
pecaminar,
hacer la “cosa”, culear, darle al flex, dormir,
empujar…
emplumarla, encamarse, endiñársela,
ensartársela,
hacerle un favor
–o que me lo hiciera ella, vamos-,
echarla un flete,
hacer un “foqui foqui”,
fumármela,
disparar mi carabina,
gozarla,
hacerlo, hacérselo,
llevarla al huerto
(éste, también me “apasiona”),
jalarla –ñam, ñam, ñam
joderla… -o que me joda, sin problemas-,
machacarla, meterla en caliente,
hacer uso del matrimonio
(je, je, je: me caso cuando quieras contigo…)
un metisaca, mojar, mojar el pizarrín,
mojar la salchicha,
ñacañaca –este es buenísimo-,
ocuparla, ordeñarla, echarle un palo,
¡¡penetrarla!!
-¡¡uffffffff, cómo nos estamos poniendo!!,
hacerlo como los perros,
picarla,
pasármela por la piedra, o que lo haga ella…
¡¡echarle un polvo!! –o dos, o tres,
los que pueda y los que se tercien-,
quilar,
revolcarse, dar un revolcón, soplársela,
taladrarla,
tirármela, trabajarla, trajinar,
trincar, tumbarse, usar, echar una vaina,
ponerla una vara, ventilarla,
ventrearla…,
zumbarla…

(seguiría,
pero ya me he cansado de decir sinónimos…
así que, continuemos con lo nuestro,
digo con lo suyo…)

“Porque no, no, y no
esta noche”
ya totalmente deseperado,
totalmente ridículo y celoso-
insistía
NO TE FOLLARÁS A MI
COMPAÑERA…
DE PISO”

Mientras, mis manos,
entraban y salían de su húmedo chocho…
-el de “su” conocida, claro…

Pero mirar,
“tanto va el cántaro a la fuente,
Tanto y tanto insistíó,
con cada vez más tonterías
(que ya os la contaré en el momento
adecuado)
que hizo que,
esa noche,
tuviera compasión del “mister”,
del “colega”,
del “talento”,
del pobrecito que,
de verdad,
¡¡me daba tanta pena…!!

pues eso,
-por pura compasión,
aunque no os lo creáis,
¡que conste!-
pues… pues que,
en ese álgido momento,
del no,
no...,
y no

esa noche,
no sólo copulé con su compañera…
de piso.

10 comentarios:

Isabel Romana dijo...

¡Ay, ay, con tantos sinónimos has perdido la oportunidad...! No conviene distraerse con esos jueguecitos. La cabeza aquí no cuenta...Besos, querido amigo.

Kostas Kamaki dijo...

Encanto, creo que tu lectura de este poema, no ha sido la acertada..., jajaja.
No fui yo quien, "esa" noche..., no copuló... -además- con "su" compañera... de piso..., jajaja, XDDD.

Besillos, querida Helena...

Oski dijo...

Jajaja, oh madre de deu, ¿pero cuántas formas de decir lo mismo existen?

Buenísima entrada.

Un saludo

Kostas Kamaki dijo...

¡¡¡ y más que no terminé de contar!!!.

Saludos

Anónimo dijo...

Ufff, no sabia que habia tantas formas de decir lo mismo... jejeje.

Hacia dias que no me pasaba por aqui y me gusta el cambio que le has dado.

Espero que todo te vaya bien... besos de tierra firme.

M.Alicia

Kostas Kamaki dijo...

Encanto, ¡cuánto tiempo!.
Ya ves, las diferentes maneras de decir lo mismo -no sé si de "hacer" lo mismo, jejeje- que existen y, como ya dije anteriormente, muchas más que no apunté.
Me alegro que te vaya gustando el "nuevo" cambio... a ver si lo termino algún día de esto: despacito, despacito...
Unos abraciños, querida Sheila (deja tu blog, que ahora, sin os enlaces, no sé cómo llegar a él).

Anónimo dijo...

PUFF...pufff uff q asquito me ha dao...

Kostas Kamaki dijo...

Qué manía con ocultaros en el anonimato!: sabía de lo reprimidas que están ciertas personas y, cada día, me doy cuenta que afloran más cuando se trata sobre este tema.
Normal, la ideología judeo-cristiana, está profundamente arraigada y, así les va: rechazan los placeres de la vida y se flagelan para que no salgan irredemidablemente.
Me alegro que hayas vomitado, por ahí comenzáis a dejaros llevar: ¡Felicidades!!!.

Anónimo dijo...

¿Y si anónimo fuera un actor porno que argumentos darías? ¿No te has pensado que tu poema es tremendamente cutre? Parece que lo ha escrito Fernando Esteso en los tiempos dorados del destape .

Otro anónimo

Kostas Kamaki dijo...

Tienes razón, es tremendamente cutre... ¡Qué le vamos a hacer, sin problemas!.
Grasias por tu sinceridad...
Así me gustan... con dos pares...
Muackas...