30/7/06

Modelos de Belleza (II bis)

TE DELATAN

Te vi caminando
de esquina a esquina
con el bolso entre las manos.

Hablando estabas
con aquéllos que se te acercaban
a pedir también algún cigarro...

Te ví
alejada de ti misma,
cercana a lo que en tus fantasías
siempre querías ser.

Y me fijé entonces
en tus mustios ojillos,

en tus lánguidas ojeras,
en tu maltrecha mirada;

y en tu boca,
tus agrietados labios,
tu lacónica y ahogada sonrisa
(tantas veces simulada);

y en tus hombros,
de los que sobresalían tu esquelética clavícula,
que de deseos de muerte gritaba;

y en tus caderas,
aún más cerradas por esta tuya
vida nueva;

y en tus piernas quejumbrosas,
donde tus obtusos y tortuosos andares,
de siempre,
seguían negándose

a conocer la dicha del baile.

Pero lo que más te delataba
seguían siendo tus manos,
esos nudillos
que no cesaban de hablar
con tu garganta,
que apenas se tomaban un minuto
para no mentirse,
para no mentirte,
para no mentir.

(Sabía que seguías también enferma
pero no
hasta tal extremo).

28/7/06

Carne de mi carne

Carne de mi carne

Carne de tu carne
fue mi carne:
húmeda,
sazonada,
hervida,
asada.

Carne de mi carne
fue tu carne,
toda ella sin esperanza:
cruda,
adobada,
adiestrada,
esclavizada.

Carne de carne
fueron nuestras carnes
que como promiscuas teas ardientes
se arojaron ambas
a las flamígeras llamas
yendo
de mis sábanas negras

a tus sábanas.

Carne de mi carne en tus entrañas.

25/7/06

Modelos de belleza (I)

Una joven ecuatoriana de 21 años, Silvana Vergara, de 156 kilos de peso, ha sido elegida 'Miss Cicciona 2006' (Miss Gordinflona), en una gala en la que como 'mister' más gordo fue elegido un hombre de 194 kilos. Vergara fue elegida la más gorda del país en una gala celebrada el pasado sábado en la ciudad toscana de Forcoli, a la que concurrieron 30 candidatas, todas 'tallas grandes'. Silvana Vergara contó a la prensa que trabaja como asistenta de ancianos a domicilio y que estaba muy emocionada por el premio.

más acusado que las delgadas


Todos tenemos la idea que las personas gordas son menos activas e incluso asexuadas debido a su sobrepeso. Siempre se nos ha hecho creer que las "supuestas dificultades" para tener relaciones sexuales habituales nos han hecho perder apetito sexual.
Todos siguen teniendo esa convicción a pesar de que se ha probado de manera irrefutable y en diferentes estudio, que la gente gorda es sexualmente más activa: los gordos piden más sexo y con más frecuencia que la gente delgada.
Algunos investigadores del Michael Reese Hospital de Chicago descubrieron hace unos años que las mujeres gordas tienen un apetito sexual más acusado que las delgadas. Se sorprendieron pues los investigadores habían supuesto que las mujeres gordas tendrían más probabilidades de ser frígidas, teniendo en cuenta su mayor dificultad en encontrar pareja y las barreras psicológicas.

Además habían comprobado que las personas obesas son más perseverantes. A los gordos les cuesta más empezar, los delgados se excitan más fácilmente, pero cuando las personas gordas empiezan es más difícil que paren..
Las personas gordas son más calientes y siempre parecen estar más dispuestas, la delgada suele ser rápida y pulcra.

¡También así se puede ser feliz y comer perdices!

21/7/06

Despertando a otro tipo de poesía

Pa que disfrutéis
y vayáis despertando a
otro tipo de poesía ,
sin palabras,

pero con algo que,
sinceramente,
encandila...
a pesar de lo cuentan,
je, je, je



19/7/06

Dedicada a Erotismo Deluxe (I)



La foto que tanto ansiabas, erotismo, y que no deseabas que alguien la publicara: lo siento pero, como bien sabes, soy un hombre muy pero que muy malo y un peor amigo, jejeje.








TENGO UN BERRACO

Tengo un berraco, que cada vez que se escapa lía el taco.
Tengo un berraco, que es más travieso que un ratón en un saco.
Tengo un berraco, escandaloso como una riña de gatos.
Tengo un berraco, que es más caliente que una sopa en un plato.

Me tiene to las guarras revolucionas
cuando saca el sacacorchos hay que echarse a temblar.
Me tiene to las guarras con la panza llena güesos.
Y aunque lo quiero pa eso y aunque lo crié pa eso,
Pero cuando diga yo, no cuando quiera él.
Cuando diga yo, no cuando quiera él.
Cuando diga yo, no cuando quiera él.
Cuando diga yo.

Tengo un berraco, que cada vez que se escapa lía el taco.
Tengo un berraco, que es más travieso que un ratón en un saco
Tengo un berraco, que con él no gano ni pa tabaco.
Tengo un berraco, que cuando corre no lo pilla ni un galgo.

No encuentro la forma de meterlo por verea,
tengo que encerrarlo aparte
y que las guarras no las vea.
Es un berraco obeso que solo piensa en el sexo.
Y aunque lo quiero pa eso y aunque lo crié pa eso,
Pero cuando diga yo, no cuando quiera él.
Cuando diga yo, no cuando quiera él.
Cuando diga yo, no cuando quiera él.
Cuando diga yo.

Cuando diga él, no cuando quiera yo.
Cuando quiera él, no cuando diga yo.
Cuando diga él, no cuando quiera yo.
Cuando quiera él, cuando diga él.
Cuando quiera él, cuando diga él.
Cuando quiera él.

Tengo un berraco
que cada vez que se escapa lía el taco.
(El Koala)

11/7/06

Frase Megalítica, ¿o no?

OLVÍDAME,
NO PODRÍAS MANTENERME

Frase encontrada en una camiseta para la mujer (en una casi exclusiva tienda de ropa): negra, con las letras en oro, muy "cuca".
¿Qué se está diciendo realmente esta frase?.
¿Es algo generalizado en esta (o en otra) época?.
¿Sobre qué profesión parece que se está hablando?.

7/7/06

A tí, que demasiado sabes demasiado

Para quien sabe mucho de ésto pero que no se atreve, aún, a confesarlo.

Te damos esta oportunidad para conocerlo mejor todavía: poético, poético, poético, mnmnmnmnmn

SÍNTOMAS HABITUALES DE LAS CRISIS DE ANGUSTIA

· Falta de aliento (disnea) o sensación de ahogo.
·
Mareos, sensación de inestabilidad o desvanecimiento.
· Palpitaciones o aumento de la frecuencia cardíaca (taquicardia).
· Estremecimientos o temblores.
· Sudoración.
· Sofocos.
· Náuseas o molestias abdominales.
· Despersonalización o desrealización.
· Hormigueos o entumecimientos (parestesias).
· Enrojecimiento o escalofríos.
· Dolor o malestar torácico.
· Miedo a morir.
· Miedo a enloquecer o a realizar cualqiuer cosa descontrolada.

Nota

No todos los síntomas pueden aparecer, sin que deje de ser también una crisis de angustia.