30/7/06

Modelos de Belleza (II bis)

TE DELATAN

Te vi caminando
de esquina a esquina
con el bolso entre las manos.

Hablando estabas
con aquéllos que se te acercaban
a pedir también algún cigarro...

Te ví
alejada de ti misma,
cercana a lo que en tus fantasías
siempre querías ser.

Y me fijé entonces
en tus mustios ojillos,

en tus lánguidas ojeras,
en tu maltrecha mirada;

y en tu boca,
tus agrietados labios,
tu lacónica y ahogada sonrisa
(tantas veces simulada);

y en tus hombros,
de los que sobresalían tu esquelética clavícula,
que de deseos de muerte gritaba;

y en tus caderas,
aún más cerradas por esta tuya
vida nueva;

y en tus piernas quejumbrosas,
donde tus obtusos y tortuosos andares,
de siempre,
seguían negándose

a conocer la dicha del baile.

Pero lo que más te delataba
seguían siendo tus manos,
esos nudillos
que no cesaban de hablar
con tu garganta,
que apenas se tomaban un minuto
para no mentirse,
para no mentirte,
para no mentir.

(Sabía que seguías también enferma
pero no
hasta tal extremo).

10 comentarios:

Roque dijo...

Me has dejado de piedra Kostas. Me he imaginado andando por la Calle La Cruz, y en cuántas veces he pensado algo parecido pero sin tanto lirismo.

Saludos

Kostas H. dijo...

¿También por la calle Montera?.
Si te he dejado de piedra, quiere decir que la descripción que he hecho, te ha llegado y, eso, es lo que quería hacer con estos versos.

mmmmmmm dijo...

Muy bonito, aunque me surgen varias dudas

Besiños

gabriella dijo...

siempre oculto mis manos, pues ellas me delatan, no solo el tiempo sino mis miedos y sobresaltos, un beso extraño para un extraño ser que vive en mi

Kostas H. dijo...

Mujer, pregunta, pregunta, no te quedes con las ganas: tus dudas, quizás sean también las mías, jejeje.
Besiñicos, "yo y mis sensaciones".

Kostas H. dijo...

Gabrielilla: "Mis manos en tu cinturaaaaaa, agárrame sin...".
¡Lo que se puede hacer también con las manos!, mnmnmnmn.
Besicos también con dedillos.

Martin Bolivar dijo...

Sensaciones, deseos, en un magnífico relato. Me ha cautivado, de verdad...

Kostas H. dijo...

Grasias, faltan retoques pero, ya te lo diré cuando esté definitivamente acabado.
Saludiños, Martín.

Lilith dijo...

Reencontrarse con alguien que sufre esa enfermedad...ufs...pero bella forma de expresarlo.Saludos :)

Kostas H. dijo...

Son demasiadas las mujeres que lo sufren. Si te fijas un poco, encontrarás más de las que te imaginas.
Besitos