8/1/08

Cantores

Ojalá que los cielos te den su favor
y, si crees en un dios, te crea:
las palabras que pueden hacer comprender
hacen daño y hay que ir a por ellas.

Cuando la dignidad es un Judas traidor
y la paz una falsa moneda,
no queda más remedio que agarrar el timón
o naufragar en esta tormenta.

Sostendré esta canción hasta que la verdad
me derrote y me cierre los labios.
Entonces mi soledad será profunda y cruel
y pondré mi guitarra en tus manos.

Es sencillo cantar por cantar, y cantar
escondiendo sonrisas a medias.
Es muy fácil cantar sin mancharse y triunfar
como un simple muñeco de cuerda.

Están comprando conciencias como mineral:
combustible de tumbas abiertas.
Es más fácil obedecer a un general
que saber a qué pueblo condena.

Sostendré esta canción hasta que la verdad
me derrote y me cierre los labios.
Entonces mi soledad será profunda y cruel
y pondré mi guitarra en tus manos.
(Gabriel Sopeña, 1962)

6 comentarios:

Judith dijo...

Gracias por dejarme ser uno de tus maremotos.

Isabel Romana dijo...

Un canto al compromiso y la honestidad. Espero que todo te vaya bien, querido kostas.

Kostas Kamaki dijo...

Bueno, Judith, a ver si es verdad, a ver si es verdad: tampoco me importaría ser uno de los tuyos..., jajaja.

Besitos maremóticos.

Kostas Kamaki dijo...

Isa, eso es lo que suelo esperar con lo que hago, tú lo has dicho.

Besitos, encanto.

GiraLima dijo...

hola kostas! soy maría, la amiga de gabi de la casa del libro. Sí, esa, la del melos y el tablón, jeje. He estado navegando un poco a la deriva por tu blog. Me ha gustado un montón. A ver si quedamos algún día para hablar de hendrix y poemillas varios. Un besico, un recuerdo y hasta pronto!

Kostas Kamaki dijo...

Hola, María!.
Gracias por tu comentarios!.
Por supuesto me acuerdo del Melos y del Tablón, mnmnmnmn
Espero que estés más animadilla y energética que el otro día.
Además del Hendrix y de poemas varios, tenemos que hablar también de aquéllo referente al público, jejeje.
Besiños públicos