21/5/07

Transfiguración junto al mar

(Peñón del Cuervo, 18 de Julio)


¿El barco?...
¿La piedra?...
¿El sol?

(Silencio)

En la noche abierta
todo huele a corazón:

¡El barco!
¡La piedra!
¡El sol!

(Emilio Prados)

4 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Sencillamente precioso. Besos, querido amigo.

Kostas Kamaki dijo...

Tú lo has dicho: la magia de lo sencillo.
Abraciños, querida romana.

Ana dijo...

Cierto... sobrio, pero precioso.
¡Saludetes!

Kostas Kamaki dijo...

Más que sobrio, corto... pero en ello reside magia.
Besillos, Ana.