9/2/06

Elogio de la mala conciencia de mi mismo

El ratonero no tiene nada qureprocharse.
Los escrúpulos le son ajenos a la panera negra.
No dudan de lo apropiado de sus actos las pirañas.
El crótalo se acepta sin complejos a sí mismo.

No existe un chacal autocrítico.
El tábano, la langosta, la tenia y el caimán
viven como viven y así están satisfechos.

De cien kilos es el corazón de la orca,
pero no le pesa.

Nada más animal
que una conciencia limpia
en el tercer planeta del Sol.

(Wistawa Szymborska,
traducción de Abel a. Murcia Soriano)

2 comentarios:

RIK_RDO dijo...

sabes ....nunca lo habia leido,me ha hecho pensar,amigo mio te mando un abrazo,me alegra verte por aqui y ojala el destino me tenga resercado por algun rincon de una isla donde navegas la posibilidad de conocerte.

Kostas H. dijo...

Yo tampoco la conocía. Me la "presentaron" no hace mucho y, desde entonces, leo alguna que otra interesante cosilla suya.
Ya sabes, el "destino" juega a veces con nosotros y con nuestras islas a las derivas.
Abrazos, Rikardo