17/1/05

Táctica y estrategia

Para protegerme
de mis enemigos
me he hecho una casa
sin puertas ni ventanas.

para combatir
la consiguiente claustrofobia
he pintado trampantojos
de puertas y ventanas

y para no desesperar
de soledad
he colgado en las paredes
los retratos de mis enemigos

Ferran Fernández

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Para protegerme de mis enemigos , me he fabricado una casita de sal . También un abriguito de esperanza que viene bien cuando llueve , allá por el horizonte .

Saludos

Kostas H. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Kostas H. dijo...

Los abriguitos de esperanza no están nada mal, así como las risitas de agua dulce, o las palabras de música andarina.
Saludos.