24/3/08

RECITAL: a Hendrix, el llegado de las estrellas

En Madrid,

Spain

Bueno, espero que nos veamos
este sábado, y así
disfrutaremos no sólo de la prosa poética
que escucharéis,
sino de la exquisita música
de Hendrix
y el magnífico lugar
donde lo vamos a realizar.
Ya sabéis:
por Hendrix,
el llegado de las estrellas.

Besos Hendrianox a tod@s

13/3/08

Danza oriental, también

Hace tiempo que andaba buscándoos y, mira por donde, os encontré.

Espero que nuestras colaboraciones sean algo más que orientales.

Besos de un hombre helénico, también pero, sobretodo de un HOMBRE.

7/3/08

RECITANDO

RECITANDO
...........................
........................
TODOS los DOMINGOS, a partir de las 22,30

en El TABLÓN,

c/ Olmo, nº 19. Madrid.
(nos vemos, nos oíremos,
nos gozaremos)

5/3/08

La Sal

Nunca has sentido en tu boca la sal, esa sal, la dulce sal,
Esa que trae la libertad, que nunca inundó tu vida a la deriva;
Coge el timón, coge ya el timón, busca tu norte y marca tu ruta;
Desciende ya, rio abajo, miasma abajo de esta ciudad podrida,
Llega hasta la mar y encuentra en ella,
La sal,esa sal, la dulce sal,

La que trae la libertad, la que te arranca
De la miasma indecente de esta ciudad podrida…

Navegar en el asfalto es arrastrarse…


Escrito para ti en estos últimos cinco minutos….
Suerte….


M Fernanda C.

---------------------------------------------------

Uauhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, Fernanda....

Grasias, no escribes nada mal, pero que nada mal.

¿Cómo se t ha ocurrido escr
ibir algo así?.

NO BUSCO NINGUN TIMON

No busco ningún timón
dejo que piensen que navego a la deriva
pero mi nave, sabe y no sabe a dónde va

Mi norte, es todo el norte
pero también todo sur
este u oeste.

Navegar a la deriva tampoco es mi destino
-si lo tengo-
pero me gusta

Me gusta, saborear tus labios,
comérmelos,
comérmelos sedienteo de tu azúcar
de ese líquido que fluye alrededor tuyo,
que me inunda, que me traspasa,
que vomita sobre mí tu mí,
pero también tu él, tu ella,
tu nosotros, tu vosotros,
tu ellos y ellas,
todo tú desde fuera,
desde dentro,
devorándome poco a poco,
mucho a mucho
mínimo a mínimo,
máximo a máximo
dejándome la sal de tu vida,
de mi vida,
inundándonos de besos,
arrojándonos el uno sobre el otro
como si el mañana
no existiera.

Suerte, Fernanda

(Dame, porfi, más datos sobre tí, encanto).

Besos de acantilados


El Kosta (navegandoaladeriva@gmail.com)