5/12/07

Kacho pan

25 cms de sangrante odio no subterráneo
una mano cangrenada de dedos asesinos
unos esquizofrénicos ojos que se clavan en sí mismos
una mente de guerra que asalta cualquier vida

Iban a defender lo defendible
iban a parar a quien no quiere parar
iban caminando con una sonrisa entre los labios
que de esperanza llenaba toda la ciudad

Unas puertas se abrieron oscuramente
y la muerte salió en primer lugar
un corazón quebrado fue al instante
un pulmón casi dejó de respirar

el cobarde veneno que se escapa
el cobarde veneno huye sin mirar
unos perros que defienden al asesino
y no dejan que lo terminen de patear.

Lo viste con tus propios ojos
y a por él te fuiste sin tardar
te subieron tus amigos apremiadamente
y tumbado en el suelo, Kacho pan,
no dudaste ni un momento en decirles“
primero al otro que seguro está muy mal”.

(Kostas)



USTED NO SE ECHÓ A LA CALLE

Usted no se echó a la calleManifestación "fascista" frente a manifestación "antifascista". Entre los segundos, algunos rompen escaparates, se enfrentan a los policías, gritan y queman cosas. Y la gente comenta, "ya ves, son iguales unos que otros, unos exaltados". Pues no, queridos, no. Para empezar, los primeros llaman al odio contra los inmigrantes, las personas de otras razas, los homosexuales y cualquiera que tenga la suerte de no ser como ellos. Los segundos se manifiestan contra eso. Para seguir, conviene no olvidar una cosa: ellos, los "antifascistas", son los que han gritado contra la derecha del odio, contra esos grupos que andan ahora paseando por España a una bestia del Ku Klux Klan, contra los correligionarios de aquél que mató a un chaval de una puñalada en el corazón.Han salido a manifestarse porque cada vez hay más jóvenes que se organizan en partidos y similares de preocupante corriente neofascista. Porque en Europa ya se está hablando demasiado contra los inmigrantes, y hay chavales que asimilan el racismo o lo contemplan, con pasmosa facilidad. Porque ha habido demasiados heridos y muertos ya a manos de skinheads y de neonazis, y palizas racistas, y nos hemos quedado como estábamos.Nos olvidamos de que ellos, las bestias, están en un lado y nosotros siempre en el opuesto. Si hace falta, a gritos. Pero sobre todo, los "antifascistas" se echaron a la calle, y eran pocos.Algunos destrozaron, sí, pero ellos salieron a protestar contra todo eso, y usted no.

Cristina Fallaras

2 comentarios:

Annula dijo...

¡Bien! Qué alegría poder leer versos tuyos :) No al fascismo

Kostas Kamaki dijo...

Grasias, annula, helenikita mía... Últimamente, demasiadas tormentas me inundan la nave y uno está casi agotado. Y así pasa, que la inspiración se ha ido de vacaciones...
Besillos