10/10/07

Bendíceme la hucha con tu hisopo

(poema de tres rombos)


-Rebájame la carne hasta el ojal
do hierve mi saliva clandestina.
-Invítame al buzón de tu vagina.
-Enjuágate en mi espuma, entra y sal.

Escupe tu jabón impuntual
y ponme un litro más de gasolina.
-bombea silicona y gelatina.
-Taladra mi silencio seminal.

-Envuelve, chupa, tañe mi badajo.
-Destapa los visillos de mi brecha
y hagamos resonar esta zambomba.

Que llore mil resinas mi estropajo.
-Que arda tu rendija, arda mi mecha.

-Juguemos a estallar como una bomba.

(Raúl vacas)

4 comentarios:

Erotismo dijo...

"que arda tu rendija" ! bestiaaaa

un abrazo a Kostas y a Raul vacas

Isabel Romana dijo...

Raúl es genial. Espero que ese estallido no lo haga volar en pedazos. Besos, querido amigo.

Kostas Kamaki dijo...

Pero eso es lo que suele pasan con algunas rendijas, ¿no?, jejeje.

Abraciños, amigo Eros (ya se te echaba de menos).

Kostas Kamaki dijo...

A veces, estallamos y no volamos; otras, volamos y no estallamos; y, las menos, volamos y estallamos..., jejeje.
Besillos, querida Isabel.