3/3/06

Pragmatismo a la fuerza

En este mundo tan poético,
no nos viene mal un cierto pragmatismo,
por eso ahora
el BCE,
sube medio punto,
medio punto,
medio punto
su descorazonador euribor...
de esta forma
la independencia de los dependientes,
se tornará aún más dependiente
(pero sólo para los que no tienen,
vamos).


¿La fuerza del pragmatismo o , el pragmatismo a la fuerza...?
¿Ahora en vez de JASP son los JPYVAP??



LICENCIADO Y RESIDENTE… EN CASA DE PAPÁ

R. Villaécija.

Preparados, pero sin recursos. El panorama que los jóvenes recién licenciados tiene ante sus ojos una vez acabado su período de formación no es muy alentador. La mayoría carece de medios para independizarse. En concreto, el 65% de l os titulados universitarios vive en casa de sus padres, a pesar de tener una media de 26 años.
Estos datos están reflejados en el estudio Inserción laboral de los titulados por la Universidad Complutense, realizados a licenciados de la universidad madrileña y que también indaga sobre el grado de emancipación de los estudiantes.
Según el informe, los culpables de que los licenciados vivan aún en el hogar familiar son los bajos salarios y la precariedad laboral. Sólo el 17% de los licenciados universitarios vive en una casa de alquiler y un 14% lo hace en un piso propio.
Por carreras, los que tienen menos grado de emancipación son aquéllos que han estudiado Trabajo Social, Químicas, Administración y Dirección de Empresas, Historia y Biblioteconomía.
(El mundo, suplemento, 21 de Febrero de 2006)

2 comentarios:

RIK_RDO dijo...

Amigo mio,en mi pais un medico puede trabajar en una verduleria,un abogado manejar un taxi,no es de extrañar esto,de comprar departamento ni hablar,en mi epoca si se podia,pero con el correr de los años todo cambio,para mal,igualmente yo a mis hijas les aconseje estudiar y es lo que hacen,la mas grande se recibe la semana que entra y lña mas chica le queda un año y despues la uni,siempre tendran mas oportunidad que el que no estudia,te mando un abrazo.
RIK_RDO....

Kostas H. dijo...

Lo mismo ocurre aquí, Rikardo, aunque con unas perspectivas que parecen son más esperanzadoras que la vuestras, sobre todo a raíz del Crack -robo, más bien- económico que os sacudió estos últimos años