30/10/05

Como una ola

Esta es una de los poemas que presenté
a un concurso de poesía.
No, no ha sido premiada pero,
la dejo como recuerdo
de un intenso amor de verano
que me hizo olvidar
lo que ya casi estaba olvidado
durante esos noctámbulos momentos.

Como una ola
(“Paga” ti, lo prometido
es deuda, 10-VIII-05)

Las ocho y media,
Acabando el día,
El sol
Ocultándose iba
Y tú y yo,
en la solitaria playa,
sintiendo juntos
la calidez del mar,
adentrándonos
en su blanca espuma,
con la que nuestros cuerpos
se ceñían
incinerando de agua
nuestras ígneas
bocas.
Nuestras manos
Enredándose como verde
Hiedra,
Y nuestros vidriosos ojos
Ensimismados se encontraban
Dando gracias a la fortuna
Que de ellos emanaban.

A esa hora,
Nuestros oídos
Fluctuaban del
“te quiero”
al “te amo”,
Como una ola
Que con su fuerza
Estallaba en el estribo del caracol
desequilibrándonos
como cariñosos colibríes
que iban y venían
sin fatigarse de tanto volar.


Las ocho y media
Y nuestros dedos
Se estrechaban
Como dos rojas
Estrellas de mar.

Las veinte y cincuenta,
Y nuestras lenguas
Aun no paraban de gozar,
Como ondas de dichas
Que se fundían en
e
l

M
a
r.

Como una ola
Nuestros corazones
Palpitando seguían
Sin cesar.

Las nueve y media,
Una hora menos en las
Islas Canarías,
Y a nuestros cuerpos
Les acunaban sirenas
Que venían de jugar.

Las diez y treinta
Un tiempo que borraba
Lo de atrás,
Y en la casi completa
Oscuridad,
la luna llena iluminaba
la arena donde
tú y yo,
yo y tú,
hacíamos el amor
junto a diminutos
caballitos
que a coro
relinchaban sin parar.

Como una ola,
Amor,
Como una ola,
Nuestras almas,
A la deriva
Navegando iban
Hacia más allá de
La alta mar.

NOTA
Melodías que, más tarde
sonarían sin cesar:
La vie en rose »
(por Bola de nieve)
Sweet jane
(Veltvet Underground)
Stay
(Jack Brown)



Powered by Castpost

Muriendo de melancolía

Muriéndose estaba de melancolía,
no hacíamos nada,
nada para evitarlo:
se lo había ganado a pulso
durante toda su vida.
Ahora,
con 77 años,
hablándo por los codos,
es decir,
sin hablar,
auxilio nos pedía.

Y la memoria vino a ellas,
primero,
a él después,
que no era él,
la oveja negra,
el espejo al que reflejar quería.

Y fue duro, muy duro
reconocer lo que había sucedido
hace años,
abundantes durante la
supuesta alegría.



Powered by Castpost

23/10/05

Desde los afectos

Desde los afectos

(MARIA DEL CARMEN VILLAVERDE

(7/02/877/02/87

¿Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo?

Que uno tiene que buscarlo y dárselo...

Que nadie establece normas, salvo la vida...

Que la vida sin ciertas normas pierde formas...

Que la forma no se pierde con abrirnos...

Que abrirnos no es amar indiscriminadamente...

Que no está prohibido amar...

Que también se puede odiar...

Que el odio y el amor son afectos...

Que la agresión porque sí, hiere mucho...

Que las heridas se cierran...

Que las puertas no deben cerrarse...

Que la mayor puerta es el afecto...

Que los afectos, nos definen...

Que definirse no es remar contra la corriente...

Que no cuanto más fuerte se hace el trazo, más se dibuja...

Que buscar un equilibrio no implica ser tibio...

Que negar palabras, es abrir distancias...

Que encontrarse es muy hermoso...

Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida...

Que la vida parte del sexo...

Que el por qué de los niños, tiene su por qué...

Que querer saber de alguien, no es sólo curiosidad...

Que saber todo de todos, es curiosidad mal sana...

Que nunca está de más agradecer...

Que autodeterminación no es hacer las cosas solo...

Que nadie quiere estar solo...

Que para no estar solo hay que dar...

Que para dar, debemos recibir antes...

Que para que nos den también hay que saber pedir...

Que saber pedir no es regalarse...

Que regalarse en definitiva no es quererse...

Que para que nos quieran debemos demostrar qué somos...

Que para que alguien sea, hay que ayudarlo...

Que ayudar es poder alentar y apoyar...

Que adular no es apoyar...

Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara...

Que las cosas cara a cara son honestas...

Que nadie es honesto porque no robe...

Que cuando no hay placer en las cosas no se está viviendo...

Que para sentir la vida hay que olvidarse que existe la muerte...

Que se puede estar muerto en vida..

Que se siente con el cuerpo y la mente...

Que con los oídos se escucha...

Que cuesta ser sensible y no herirse...

Que herirse no es desangrarse...

Que para no ser heridos levantamos muros...

Que sería mejor construir puentes...

Que sobre ellos se van a la otra orilla y nadie vuelve...

Que volver no implica retroceder...

Que retroceder también puede ser avanzar...

Que no por mucho avanzar se amanece más cerca del sol...

¿Cómo hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida?

NOTA

Este poema ha sido atribuído a Mario Benedetti.

En otras páginas de internet lo atribuyen a un "anónimo".

Sin embargo, me han mandado un escrito donde se dice que fue realizado en 1987, por María del Carmen Villaverde.





Powered by Castpost

22/10/05

La vida secreta de las palabras

La primera vez que vi este cartel
en la parada de un autobús,
me atrajo irresistiblemente:
¡cuántos secretos guardan las palabras!
¡Cuántos secretos se esconden detrás de ellas!
¡Cuántas mentiras,
cuántas verdades
se dicen con las palabras!
¡Cuánto amor se puede llegar
a expresar con dos simples palabras!;
pero también ¡cuánta tristeza!.

Palabras que se quedan ocultas
y nunca llegan a decirse,
que se cierran como secretos
ignorados ¿para siempre?.
¿Y las que salen a borbotones
sin pronunciarlas?;
¿y las que no dicen lo que dicen
pero que quisieran decir
lo que no dicen?;
¿y las que se dicen
sin querer decir
pero que se dicen?

Palabras rosas,
palabras negras,
palabras amarillas,
palabras verdes,
palabras oscuras,
palabras hirientes,
palabras cicatriz,
palabras susurros,
palabras futuro,
palabras presente,
palabras sin palabras,
de paz,
de rabia,
de amor,
de dolor,
de locura...

Palabras olvidadas
para toda la vida:
palabras,
sólo palabras...
para algun@s.


NOTA
Ya sé que quizás, esta canción, no se la adecuada pero,
es que me "chiflan" las canciones de este estilo,
¡qué le vamos a hacer!


Powered by Castpost

18/10/05

Mujer Desbordante

Mujer desbordante

Llegaste vibrando
verde y negro
tu ropaje
melena corta
castaña rubia
ojos
de apariencia
doloridos
profesora
opositora
y,
desde hace un año,
también rota,
maltratada
no sólo por dentro.

Mujer menuda
que interiormente
grita
aunque no sé
si quiere que la
escuchen
pues, su mirada,
no mira,
no mirando
hacia fuera
sino hacia
ella misma.

Llegué
con las manos
en los bolsillos,
preguntando,
indagando,
abierto
a lo inesperado.
Danza contact:
nos encontramos
en ese espacio.

Tú,
deshinibiéndote;
yo, indagándote.
No sólo mis manos
querían jugar
contigo:
tu olor
me penetró
sin sabelo
hasta lo desconocido.
No sé si era yo
quien te dirigía,
quien te llevaba,
o era ese sentido
quien me pedía
arrojarte
a mis entrañas,
poseerte
como hacía tiempo
no poseía.

Derribaste
mis corazas
mujer desbordante,
se rompieron
-¿también las tuyas
en algún momento?-
y el deseo,
a media luz,
y apenas encendido
se derramó
sobre mí
incendiando
algo más que mi alma.

NOTA
Después,
te hubiera llevado
a un callejón oscuro
y te hubiera follado
tierna y salvajemente:
tu olor,
hacía que mi cuerpo
deseara
estremecerse de nuevo,
queriéndote sentir
más profundamente.


Powered by Castpost

16/10/05

Danza contact: límites

Apareciendo límites

Rodeado de un límite
que apenas existe
(pero que me limita)
amarillo
un límite
que se difunde
que se concreta
por algunos lados
que se funde
con lo blanco del papel
que no quiere
que desea
que se expande
que se retrotrae
que hace guiños
a los otros límites
que se opone a ellos
pero en el fondo
esto no le place.

Verde
rojo
amarillo
violeta
que crece
que aumenta
desde lo pequeñito
que se percibe
como suyo
como identidad
de un concreto
LÍMITE


Powered by Castpost

11/10/05

Cantando bajo la lluvia

Ayer,
llovió, por fin,
sobre Madrid,
una agua tibia,
sin frío,
delicada,
apaciguadora de ánimos,
asaltadora de deseos,
traedora de vida.

Ayer,
me volví a calar
hasta los huesos,
a posta,
no llevaba paraguas
caminando mientras
arreciaba la lluvia
y mi cabeza
encharcándose como los mares;

mi ropa,
empapada toda
no pudiéndose achicar
de tanto torrencial líquido;
mi cuerpo,
mojándose,
mojándose,
mojándose,
pero distintamente a
como antes.
Y con una sonrisa entre los labios
cantando,
siempre cantado,
bajo la lluvia...
-eso sí,
charco que veía,
enterito que pisaba,
asaltándolo a la deriva
y recordando,
y sintiendo
y recordando,
y emocionándome
por que hoy,
tanta lluvia
me hizo feliz-.


¡Ya se puede escuchar y, además, la de la película!

Powered by Castpost

A mi sobrinillo, que le gusta

No sé qué le pasa últimamente al Castpost, mira que me hace de rabiar, a ver si cuela esta vez ..., para que no sea una pesadilla antes de Navidad, jajaja


Powered by Castpost

10/10/05

De nuevo aquí










Parece que últimamene, las visitas a este centro sanitario es cumplimiento obligado.
De nuevo, desde el viernes mi hermanilla está ingresada.
Ya no hay problema, su enfermedad crónica, enseguida se le ataja, menos mal... Hasta que de nuevo se repita esta pequeña odisea.
En fin, que a ver si encuentro las foticos que les hice en Julio y las pongo por aquí.
Besitos.

A Mi hermanilla

Naciste la última,
y por última te quedaste.
Creciste sin crecer,
como sucede a más gente
de lo que creemos.

Un hijo tienes,
sola,
de un hombre sin nombre
gris
de piel y de sino.
Un hijo que te dio la vida
que casi te la quita;
un hijo
de cristálidos ojos azules
y de cabello amarillo.
Un hijo
inquieto,
observardor,
trasto,
muy trasto;
inocente,
sin llegar aún a pillo,
"salado como el mar"
y mimoso como
los dulces de algodón.

4/10/05

De nuevo, jugamos

Juguemos un rato, venga, anda, vamos



Powered by Castpost

Loca por incordiar

Pitas, patas,
patas, pitas,
pitas, pitas,
patas, patas
pitas, patas,
patas, pitas
pitas,
patas,
patas,
pitas...
campanilla,
campanilla,
campanilla...
ja, ja, ja
loca por incordiar
jajaja



Powered by Castpost


LOCO POR INCORDIAR

Voy de aspirante a debutante y no doy más
llegará mi oportunidad.
Paso un mal rato haciendo el pato y sin hablar
llegará mi oportunidad.

Y estoy aquí loco por incordiar, loco por incordiar.
Estoy aquí loco por incordiar, loco por incordiar.

Es importante que me plante sin jugar
llegará mi oportunidad.
Pongo un zapato sobre el plato y a escuchar
llegará mi oportunidad.

Y estoy aquí loco por incordiar, loco por incordiar.
Estoy aquí loco por incordiar, loco por incordiar.

Es fascinante por delante y por detrás
llegará mi oportunidad.
Pero es ingrato y tengo flato de esperar
llegará mi oportunidad.

estoy aquí loco por incordiar, loco por incordiar.
Estoy aquí loco por incordiar, loco por incordiar,
loco por incordiar, loco por incordiar.

(R. Mercado)

2/10/05

Como dos niñ@s

Como dos niñ@s

Me contaste,
te conté:
tu testimonio de
mujer rota;
mi historia de
quebrado hombre.

Tus ojos,
no cesaban de afirmar;
mis ojos,
no paraban de buscar.

Tus manos
y mis manos
se acariciaban
y susurraban a la par:
tu cuerpo
y mi cuerpo,
se querían reencontrar.

Tus labios,
rehuían de mi boca
que deseaba acercarse
mucho más.

Como dos niños
se abrazaron
también nuestras palabras,
meciéndonos
como la fluídez
de las olas
que su blanca espuma
en las orillas,
firmemente,
depositando va.


Agradecido

Déjame que pose para ti
eres tú mi artista preferido
déjame tenerte junto a mí
prometo estarte agradecido
prometo estarte agradecido.

Si fuera yo capaz de conseguir
tenerte alguna vez entretenido
hacerte por lo menos sonreir
prometo estarte agradecido
prometo estarte agradecido.

No te lo pienses más
baja la guardia y mira atrás
nadie te va a alcanzar
no tienes rival no tienes rival.

Me paso el tiempo viéndote venir
y pasas a mi lado distraído
si dejas que camine tras de ti
prometo estarte agradecido
prometo estarte agradecido.

Te tengo tantas cosas que decir
y tú como si no fuera contigo
la historia se repite y aún así
prometo estarte agradecido
prometo estarte agradecido.

No te lo pienses más baja
la guardia y mira atrás
nadie te va a alcanzar
no tienes rival no tienes rival.
No te lo pienses más
baja la guardia y mira atrás
nadie te va a alcanzar
no tienes rival no tienes rival.

Déjame que pose para ti
eres tú mi artista preferido
déjame tenerte junto a mí
prometo estarte agradecido
prometo estarte agradecido
prometo estarte agradecido.
(R. Mercado)



Powered by Castpost